martes, 23 de enero de 2018

ESTAMPA CONVENTUAL. La Huida a Egipto



ESTAMPA CONVENTUAL.
LA HUIDA A EGIPTO.


A lo largo de los cuatro meses cumplidos que llevo en mi nuevo destino, en el CONVENTO DE SAN JOSÉ de CAUDETE te he ido dando a conocer mucho de lo concerniente al mismo. Te he hablado de su historia, lo he hecho de su arquitectura y, ¡cómo no!  te he dado a conocer los cuadros que penden en el claustro alto y, también te puse al día de las pinturas de personajes egregios del Carmelo que pintara al fresco REMIGIO SOLER en la iglesia del CONVENTO a lo largo de la década de los años cincuenta del siglo pasado. Te he contado algunas cosas del corralón del CONVENTO  haciendo referencia a los árboles que tenemos plantados.  Pero no te había hablado, hasta hoy, de que los frailes, desde tiempo inveterado, tenemos una capillita recogida y recoleta en el claustro alto, en su ala sur. En esa capillita tenemos la reserva del SANTÍSIMO y, en ella, nos reunimos los frailes de LA COMUNIDAD y quienes nos visitan,  para rezar el OFICIO DIVINO o para que cada cual tenga sus encuentros personales con JESÚS SACRAMENTADO.
Pues bien. En una de sus paredes cuelga un cuadro que, como  casi todos los que están a la vista (no disponemos de  sótanos llenos de obras de arte, como El Prado), no tiene firma a la vista. Claro que acopio de adendas del paso del tiempo...las que quieras. A lo mejor está cubierta la firma con la pátina y resulta que tenemos un «joyón».
En un vistazo nos relata la HISTORIA de aquella sencilla FAMILIA  que se vio obligada a emigrar por motivos políticos puesto que el pollo que se ceñía la corona de rey en el Israel de entonces dio en pensar que un «CRIO» que había nacido hacía na y que, le dijeron, iba a ser REY DE LOS JUDÍOS, le sacó de sus casillas. Y el fantoche aquel, que no tuvo escrúpulos para llevarse por delante a su mujer y a sus dos hijos mayores porque dio en pensar que andaban trampeando para quitarle la corona y, de paso, la cabeza de encima de sus hombros, tal cual él mandó que hicieran con la de JUAN EL BAUTISTA, tomó la cosa muy en serio y, para que no escapara, ordenó sacar de este mundo a todos los que hubieran entrado en él desde dos años antes y, así... imposible que se escapara el MUCHACHITO. Claro que él no sabía, que por encima de las nubes le estuvieran leyendo el pensamiento y, claro, sangre hubo, y bastante, porque por aquella época no era como en ésta nuestra, nacían bastantes infantes. Pero con ÉL no dio la mesnada del rey infame, de nombre HERODES EL GRANDE, porque, de noche, «pusieron pies en polvorosa», que dice un dicho de por aquí o, si quieres, «tomaron las de Villadiego».  Pues ambas afirmaciones quieren decir lo mismo

Ese, sí, y no otro, es el tema que fijaron en lienzo con óleo, los pinceles de un cuidan, de un pintor: LA HUIDA A EGIPTO DE LA SAGRADA FAMILIA.

Llegó a casa de pura chiripa. Aledaña a la parroquia de Santa Catalina había una casa que siempre había estado habitada por el sacristán. La casa vino a menos y el agua se adueñó de ella y, como dicen en los  Valles de los Picos de Europa: «una gotera, si no se tapa... hace un casar» Eso mismo ocurrió con aquella casa,  se vino abajo y todo quisque entraba en ella como «1Pedro por la suya». La luz del sol que pegaba de lleno en el desván porque el tejado se vino abajo, iluminó un royo de lo que parecía piel y era él, nuestro protagonista, una pintura sobre urdimbre de tela pintado al óleo. Alguien lo trajo al CONVENTO por aquello de que «para el CONVENTO todo vale». Mis predecesores lo llevaron a Valencia. No le dieron mayor importancia. Pero lo que sí hicieron fue estirar el rollo y enmarcarle. Y ahí le tienes. ¡BIEN CHULO! Dándonos noticia de aquella familia que se vio en la necesidad de emigrar a otras tierras huyendo de la quema. ¿Ves? como aconteces acontece hoy día, si bien, hoy no nos lo cuentan pintando un cuadro, sino que la tele nos muestra el «cuadro cruel de tantos que se ven en las misma tesitura o muy parecida que aquella pobre familia de NAZARET que, por circunstancias políticas del momento ( un censo) se encontraban accidentalmente en Belén de Judea. La razón era que, por ser SAN JOSÉ de la familia de David, debía inscribirse en el censo en la ciudad de sus ancestros.

Para que le recibas bien y le des cobijo, emigra hasta ti mi saludo, mis

                ¡¡¡¡¡¡BUENOS DÍAS!!!!!!
23.1.2018 Martes. P. Alfonso Herrera. O. Carmelitana

lunes, 22 de enero de 2018

ESTAMPA CAUDETANA. Fiesta de San Antón



ESTAMPA CAUDETANA.
FIESTA DE SAN ANTÓN ABAD.



No lo sé, pero presumo que cuando la fiesta de SAN ANTÓN ABAD cae entre semana, como ha ocurrido este año, los fastos en honor del SANTO se trasladan al domingo siguiente.

Amaneció un día despejado y nada frío, eso sí, el viento que ayer impidiera meterle yesca a la montonera de madera apilada junto a la ermita del SANTO, seguía esta mañana pero con menos ínfulas. Al sol se estaba estupendamente, me decía un abuelico del lugar.

El párroco revestido con capa pluvial blanca y con acetre lleno de agua bendita e hisopo confeccionado con plantas silvestres de los alrededores, bendijo los cientos de rollos de SAN ANTÓN que seguidamente fueron distribuidos a todo el gentío que se dio cita en la ermita del SANTO para llevarle en procesión hasta la parroquia de SAN FRANCISCO, en cuyo ámbito se encuentra hoy la ermita.  Con este acto se abría la FIESTA GRANDE EN HONOR DE SAN ANTÓN. Eran las 09,30 horas de ayer domingo.

Concluido el rito de la bendición y reparto de los rollos de pan con matalauva, (en mi pueblo, anisetes) y marcando ya el reloj las10,15 horas, se puso en marcha la procesión. Iba LA IMAGEN DEL SANTO. acomodada en lo alto de un carro tirado por un estupendo ejemplar de equino.

A las11-00 horas daba comienzo la SOLEMNE EUCARISTÍA con la que se solemnizaba la fiesta del SANTO.

Concluida la celebración litúrgica, y abriendo espacio delante del presbiterio, las tres parejas de REYES DE LOS BAILES DE LAS FIESTAS DE NIÑO, bailaron ante la imagen del SANTO.

- Situadas nuevamente las andas en el carro volvieron a bailar los REYES y, mientras sonaban a lo lejos las campanas de un reloj dando las 12,00 horas, se puso en marcha la procesión con los REYES abriendo paso delante del carro y guardándole las espaldas al SANTO montado en su carro, el Párroco  y los monaguillos y, luego, un turbión de gente con su animal de la mano o en brazos. Salieron del Barrio de SAN FRANCISCO y recorrieron unas cuantas calles del pueblo: San Jaime, Las Heras, San Antonio Abad, Plaza del Carmen, Mercado, Virgen de Gracia, José Ruíz Ruíz, La Huerta, La explosión de cohetes anunciaba por dónde caminaba, y otra vez en san Jaime donde  finalizaba junto AL TEMPLETE de la calle.
- En cuatro ocasiones a lo largo del recorrido procesional y en otros tantos descansos, bailaron para disfrute de devotos y de curiosos.
- Finalizada la procesión, el Párroco, procedió a bendecir a todo bicho viviente que pasaba por delante. Unos caballos esbeltos pasaron delante, luego unos carritos cargados de niños y tirados por ponnys o caballitos enanos, y después toda clase de animales, los más,  MASCOTAS.
- Espero que te llegue sin percance alguno mi saludo, mis
               ¡¡¡¡¡¡BUENOS DÍAS!!!!!!!
22.1.2018 lunes. P. Alfonso Herrera. O. C.
             

domingo, 21 de enero de 2018

ESTAMPA CAUDETANA. Las Gachamigas



ESTAMPA CAUDETANA.
LAS GACHASMIGAS DE LA COFRADÍA DE SAN ANTÓN.


A lo largo de la semana los miembros de LA COFRADÍA DE SAN ANTÓN ABAD fueron haciendo las invitaciones a LAS GACHASMIGAS DE LA MAÑANA DEL SÁBADO. También se llegaron a los miembros del clero.

- Previos a la hora programada sonaron y llenaron de ruido el pueblo una docena de cohetes convocando al «refrigerio». Y, cuando las manecillas del reloj  trazaron el ángulo recto de las nueve, comenzaron a darle aire a las GACHASMIGAS que los madrugadores habían hecho con harina de trigo, agua, sal y ajos. Las acompañaban con unas fuentes de morro, panceta, oreja, morcilla, chorizo... todo asado a la parrilla. Lo hicieron con tanto empeño y ganas que, cuando llegué yo (había estado transportando seis bobinas de telas al Monasterio de las MADRES CARMELITAS DE CLAUSURA), todo había tenido lugar. Ya estaban liados con el café y los licores, Beilys, coñac Terry, güisquis varios. Del cerdo sobró y seguía sobre una fuente, un buen trozo de morro, una oreja entera, unas lonchas de panceta...en otra bandeja algo de cordero asado. ¡¡¡Colesterol a tope, ya de mañana!!!  Enseguida saltó el chispazo en mi cabeza y volví a mi pueblo en aquellos años en que, todavía, no habían inventado las cosechadoras. Entonces, la cuadrilla de segadores  se reunía, todavía sin ser de día, antes de que el sol apuntara, allá por Madrid, en la casa del terrateniente que les contrataba y las fuentes que salían de la cocina materializaban lo que el aire, preñado de olores, gritaba desde un ambiente que llenaba toda la casa, mientras los segadores daban buena cuenta de unas migas al estilo de mi pueblo (Oropesa) o, en su caso, de gachas CON HARINA DE ALMORTAS, nada de harina de trigo, que en una sartén de las hondas colocada en medio del círculo que formaban los comensales, entraban y salían las cucharas, generalmente de palo, que formaban parte del ato que portaba todo zurrón de segador. Todas las calorías almacenadas en la andorga, que iban a quemar antes del almuerzo del medio día, eran refrescadas por un gazpacho confeccionado con aceite de los olivares del pueblo, sal marina, vinagre de Vinagres Parras, de Torrijos,  pimentón de LA VERA porque, de otra manera no sería gazpacho de mi pueblo, agua del pozo de la casa y pan candeal del pueblo enfriado por un buen trozo de barra de hielo que fabricaba, el entonces alcalde del pueblo, el tío Silverio.
- Solo tomé café alegrado con un chorrito de Beilys.
- Me informaron de que ese colesterolazo no provocaba infartos en los tiempos en que se institucionó  el «desayunito» porque todo el personal iba a los bosquecillos vecinos en busca de la leña que prenderían en los terrenos de la ermita del Santo, DE SAN ANTÓN, a las 21,00 horas para iluminar la noche que dejaría paso al GRAN DÍA DE LA FIESTA DE SAN ANTÓN (anoche LA COFRADÍA DE SAN ANTÓN no prendió la hoguera. Protección Civil se presentó en el lugar y les echó un jarro de agua encima. No se pudo pegar fuego a la pira porque se había levantado un ventarrón al que nadie le había llamado. Y el aire ya sabes que las arma pardas...) pero es igual, el día de la fiesta, SAN ANTÓN llegará, siempre lo ha hecho desde que echara a andar la cofradía, que nadie sabe a ciencia cierta cuándo. Hay papeles por ahí, lo he leído en la página Web del Ayuntamiento, que hablan de ello, de la ermita y de la COFRADÍA DE SAN ANTÓN EN 1597 (nosotros, los Carmelitas, ya nos habíamos establecido en el pueblo mediado el siglo XVI). Pero con toda seguridad vendrá de antes, desde que Alfonso X, el Sabio y su suegro Jaime I° de Aragón se quedaron con parte del reino moro de Murcia (ya te hablé de ello en otra ocasión). Hoy, me decía uno de los cofrades, forman la COFRADÍA MIEMBROS DE SIETE FAMILIAS.
- Ligero de equipaje -no desayunó fuerte- marcha a buscarte mi saludo, mis
              ¡¡¡¡¡¡BUENOS DÍAS!!!!!!
21.1.2018 Domingo P. Alfonso Herrera. O. Carmelitana