miércoles, 16 de mayo de 2018

San Isidro, el Labrador


ESTAMPA CAUDETANA.
SAN ISIDRO, EL LABRADOR.



Podía haberte ilustrado este escrito con una imagen plenamente campestre. Pero no disponía de la instantánea.
- Al volver mi compañero de ejercer como capellán del hospital de Almansa, nos hablaba de que, hoy, desde el camino rural que le llevaba hasta la autovía de Alicante  a la que se entra a través de LA ESTACIÓN DE LA ENCINA, se veían tres grandes tráiler cargando miles de lechugas de las distintas clases que se cultivan en los campos del predio caudetano que darán juego y buen acompañamiento a buenas pitanzas en mesas realzadas por preciosos manteles de hilo bordados o deshilados o combinando ambos modos, por las mujeres de mi pueblo, de Oropesa, o por las del cercano pueblo de Lagartera, ambos de la provincia de Toledo. No, no te la puedo mandar, mi compañero no tuvo el bombillazo. Si la hubiera sacado... En su lugar te mando el azulejo en el que aparece la entrañable figura de SAN ISIDRO que ha encontrado acomodo en la fachada de la casa del n.111 de la calle Eras de este pueblo de CAUDETE (por si acaso te quieres dar el gustazo de verle in situ y emular a los AUROROS que cantarán delante de él SU AURORA uno de estos sábados de mayo). Parece ser que, de la zona que, en otro tiempo estuviera dedicada a la práctica de la trilla de los cereales, con el correr del tiempo y la recalificación de la zona para la edificación, solo se conserva, dando nombre a la calle en la que tiene SAN ISIDRO su hornacina, la calle se llama, ya te lo decía ahí arriba, ERAS (no del verbo ser, sino del lugar donde tenían su ubicación los espacios destinados a la trilla).
- Eran las 12,08 horas de ayer mañana el sol se encargaba de presentarnos a este hombre y, en él, los dos rieles sobre los cuales discurría su vida o, como quieras, los dos pivotes sobre los que se apoyaba la vida de este santo hombre que vivió en Madrid a caballo de los siglos XI y XII. Uno, la ORACIÓN, representado por la noche (la tradición nos le trae levantándose pronto de la cama y tras asistir a la Eucaristía y de recibir a Cristo sacramentado, salía de la Parroquia de San Miguel (mis padres se casarían en esta parroquia muchos siglos después, 14.11.1929), daba la entrada al sol que traía consigo el día y con ello se nos descubre el segundo de los pivotes que sustentan su vida, EL TRABAJO. Con ese instrumento, la pala que le servía tanto para escabar pozos, fue pocero en sus primeros tiempos, como para despanzurrar terrones de aquellos campos, de un tal Vargas, de las riveras del Manzanares, tras haber trazado unos surcos tan rectos, tan rectos, que eran la envidia de los otros labradores, que, hasta dieron en decir, que si eran así de perfectos se debía a que no los trazaba él, sino unos ángeles del cielo.
- ¡Envidia! ¡PURA ENVIDIA!
- (Ya se practicaba, hace once siglos, lo que luego se daría en llamar «deporte nacional»).
Este hombre de fe acendrada se caracterizaba, además, por una CARIDAD abierta a los cuatro puntos cardinales, representada en aquella puerta de casa con el cuarterón abierto y, siempre, con un plato de más en la mesa para el que llegaba solicitando un bocado. 
Aquel SANTO HOMBRE sigue en nuestros campos con los labradores de hoy que, aunque no dirijan una yunta de equinos o vacunos tirando de una vertedera romana labrando surco a surco la tierra a lo largo del otoño, sino que los trazan en un par de fines de semana sirviéndose de potentes tractores que abren, a la vez, seis u ocho surcos cada vez.
Aprovecho para decirte que en CAUDETE tenemos una cooperativa que se llama  y está bajo los auspicios de San ISIDRO, EL LABRADOR y hoy, por ser el día del PATRÓN, se ha dado un homenaje todo el personal. Es una cooperativa que hace muy buen vino porque trabaja las uvas a las que ha cuidado con mimo y esmero, llenándolas de azúcar y muchos grados, el sol complaciente que corretea por la Mancha Baja, por los campos de CAUDETE, cada verano. Y, concluido el proceso, se dedican a liberar el aceite del alpechín de las aceitunas - tras haber vareado los olivos que someten a una dura competencia a las viñas y a los almendros, muy abundantes también, en estos terrenos, en medio de los cuales se levanta y vive un pueblo tan lindo, tan lindo como lo es CAUDETE.
- Aderezado con el sabroso aceite de la cooperativa SAN ISIDRO y muy contento por el rico vinillo del lugar, sale pitando a tu encuentro mi saludo, mis
         ¡¡¡¡¡¡BUENOS DÍAS!!!!!!
16.5.2018 Miércoles. Hoy celebramos los carmelitas la fiesta de San Simón Stok que, en 1254, recibió de la Virgen del Carmen en Santo Escapulario.
P. Alfonso Herrera. O. C.

No hay comentarios: